Nos sentamos uno frente al otro
Entre la nada, sobre la luz blanca
Vos con tu piel mulata y con una voz que no conozco
No te supe ni tan sabio ni tan paciente

Eres otro
No te conozco
No reconozco tu mirada

No hay tranquilidad más grande en donde me encuentro, me dijiste
No te preocupes, he muerto, recalcaste
No te preocupes, estoy bien y feliz, asegúraste
Estoy bien y feliz, afirmaste

No me entiendes, lo comprendo
Me desconoces, lo reconozco

No te preocupes, aún soy tu padre
El que siempre fui sin serlo
El que nunca conociste
El que nunca conocí