Historias y Poemas

La luz en la oscuridad

Ellos tenían destinos distintos.

Ella venía del África. Había nacido de la trilogía de los tambores Batá, en la mística región Yoruba, bajo un sol radiante que tostó su piel intensamente y le dió ese aire imponente de diosa de la muerte.

Había crecido al ritmo de la percusión que marcaba danza y guerra al mismo tiempo, entre el arado hostil, las batallas tribales y la sanación que no cura solamente al cuerpo.

Él venía de las montañas tibetanas, de las alturas blancas y del respirar pausado, encontraba en el timbre de los cuencos arrullo y también sosiego. Él era luz y vidas pasadas, era longevidad y miopía de futuro. Desde que era un niño se había dado a la ardua tarea de conocer su pasado milenario y través del alma misma había aprendido a volar para embarcarse en éxodos galácticos.

Seguir leyendo